Larga vida al rey.

tino-07Me he tomado unos días para macerar esta entrada, y la verdad es que sigo sin saber muy bien cómo abordarla.

El pasado Domingo se nos fue Constantino Romero, conocido presentador de televisión, locutor, actor de doblaje y actor de teatro. Tenía solamente 65 años, de los cuales se pasó 47 trabajando hasta que se retiró, hace 5 meses. Por lo visto, sufría una enfermedad neuronal (no he encontrado más información al respecto), y fue el deterioro físico lo que lo llevó a tomar esta decisión, dejando así este precioso mensaje de despedida en su cuenta de Twitter:

tino-01
Cuando esto pasó, nadie se imaginaba que realmente estuviera tan mal, y por lo que tengo entendido él mismo lo negaba a sus compañeros muchas veces para ahorrarles preocupaciones. Al llegar el Domingo por la noche a casa y entrar en internet, vi que su repentino fallecimiento no había sido como un jarro de agua fría sólo para mí.
Y no es de extrañar, ya que era una figura pública muy conocida y querida por todos, porque se lo ganó a pulso.

Mucha gente por twitter vino a hablarme del tema, e incluso mi madre me dejó un mensaje en el buzón de voz. Constantino para mí, como para muchos otros, siempre ha representado una figura de grandeza, de profesionalidad y de ternura que me ha acompañado toda la vida, desde que de pequeña pasaba las tardes merendando con mi abuela viendo Alta Tensión.
Tantas veces lo he mencionado hablando con la gente, ya sea por un motivo o por otro, y nunca, nunca, he encontrado a nadie que no lo respetara y le tuviera cierto aprecio.

Va a parecer que hable como si lo conociera personalmente, pero es que no puedo evitar sentir que es así. Y sé que no soy la única.
Sus doblajes nos han acompañado desde siempre, al igual que sus anuncios de LoMonaco, su buen rollo en La Parodia Nacional… Su carácter siempre ha sido muy cercano, muy familiar y afable. Prueba de esto es que, durante el tiempo que estuve en Inglaterra, me propuse que me contestara a algún tweet, y me dediqué a ponerle ‘GUAPO!!!’ a cada cosa que escribía.  Al final el pobre hombre cedió, y me dedicó dos mensajes muy agradables:

tino-02

Yo, personalmente, no sé muy bien qué decir. Son muchos los que ya han dicho que ahora que Constantino no está, se sienten un poco más huérfanos, y yo la verdad es que me uno a ellos.
Quien me conoce, sabe lo que El Rey León significa para mí, y  yo afirmo que él era Mufasa.

Y no sólo porque lo doblara, si no porque puedo encontrar muchísimas similitudes entre ambos. No se me ocurre nadie que inspirara tanto respeto, tanta admiración, tanta nobleza y tanta ternura. Un hombre trabajador, de fuertes principios, afable, con un talento y una sensibilidad desbordantes. Siempre dispuesto a ayudar a quien se lo pidiera, y con un sentido del humor contagiosísimo.
Todo esto que estoy diciendo no es sacado de la manga, por supuesto. He escuchado y leído las suficientes anécdotas de compañeros suyos o en sus propias entrevistas como para saber que ahora que nos falta, el mundo es un poco peor. Y francamente, yo creo que cualquiera que haya visto lo que sea de él sabrá que todo es cierto.

Se ha ido una gran voz. La voz. Y una de las personas más inspiradoras que para mí han habido.
Sólo quería hacer un pequeño homenaje a alguien que, para mí, se lo merece todo, no pudiendo evitar sentir que me quedo corta.

“Entre los fans del doblaje, los fans de Star Wars, los fans de James Bond, los fans de Disney y los fans de Star Trek, su voz nunca se apagará.”

Larga vida al rey.

tino-05tino-03tino-06tino-04

Décopauge, collages y cosas.

¡Buenas tardes!

Resulta que hace un par de semanas me compré una funda para mi nuevo móvil. Como se me antojaba un poco sosa, decidí decorarla haciendo un collage, aprovechando que tengo recortes para parar un tren y a los que nunca doy salida (bueno, en realidad sí, pero tengo es que tengo MUCHÍSIMOS, y no parece que vaya a poder agotarlos jamás).

También estrené un pegamento que compré hace como dos años y que tenía muerto de risa en el cajón. Es especial para el décopauge y la verdad es que va estupendo, igual que el Diamond Glaze que compré por internet y da un acabado relieve genial cuando lo necesitas.

dp-01dp-02

Al final, mi diseño ha terminado teniendo un aspecto como éste, aunque todavía no está acabada porque falta ponerle PEDRERÍA. Va en mayúsculas y negrita porque un móvil no es MI móvil si no lleva toneladas de pedrería y bling.  La cosa es que ahora mismo el salón de mi casa está a reventar de trastos, y no puedo sentarme a terminarla. Cuando lo haga, subiré foto, porque la parte de delante también tiene tela.
En esta cara salen Gwen Stefani en la portada de la ELLE británica, Dita Von Teese en el festival de Coachella de hace un par de años, una bailarina del Bolshói y Helena Bonham-Carter en una premiere o a saber, porque con lo que le gusta a esta mujer repetir modelito. Menos la bailarina, que la puse pa’ hacer bonito, las tres son mis mayores iconos de todo en la vida <3.
AH, BUENO, Y EL LETRERO DE ‘INDIE’ QUE NO FALTE, QUE ES CRUCIAL.

dp-03

Como ya estaba a tope, con todos los materiales fuera y esperando a que se secara la primera capa de la funda, saqué un par de cosas que tenía guardadas para lo mismo y me puse manos a la obra.

dp-04

Este marco de fotos que tiene más años que la tos y que estaba un poco soso me encanta cómo queda ahora. Flores, perlas, una bailarina, cuatro cositas más y UN LEÓN <3. Ahora me queda decidir qué fotografía pongo dentro.

También saqué una caja de alumino que antes contenía té y que tenía reservada para decorarla, y es lo que más me gusta de todo lo que hice. Puse muchos de mis recortes favoritos, y uno de los fondos es de papel de origami.
Lleva Mickeys, a Blas, Oscar Wilde, una imagen de Mujeres Desesperadas, una de Eduardo Manostijeras con Kim, una de Sarah, Ludo, Sir Didymus y Ambrosius de Dentro del Laberinto; y una de Charlie, el abuelo Joe y Willy Wonka mirándolos raro <3. Amén de flores, y un recorte de un collage de moda en la tapa.

dp-05

Posiblemente en cuanto la casa esté organizada haga unas cuantas cosas más, porque entre lo útiles que son, lo divertido que es hacerlas y lo monas que quedan, me apetece muchísimo seguir con ello. He visto hasta tapas del váter forradas así, NO TE DIGO MÁS.
(No, no entra en mis planes. Mi madre me mataría.)

¡Nos vemos!

III Salón del Manga de Alicante

¡Hola a todos!
Después de mucho tiempo sin actualizar ni aportar nada al blog, tengo una nueva entrada cargadita de sustancia. Y es normal, porque llevaba la tira de meses sin ir a una convención de cómics -y sin pasármelo tan bien, ya ni te cuento-.

El evento en cuestión era el Salón del Manga de Alicante, que se ha vuelto a celebrar en la IFA los días 23 y 24 de Marzo. Este año nos ha pillado a todos un poco por sorpresa, ya que el año pasado cayó como un mes más tarde, pero creo que ha sido más cómodo para la gente que tiene los exámenes.

Para las que teníamos que hacer 4 cosplays no tanto, y mis horas de sueño de los dos días anteriores sumaban 5.

No sé qué tal estuvo organizado. Ni qué tal los stands. Ni los concursos, ni las exposiciones. Porque llegamos a las 6 de la tarde. Otra vez.
Creo que es como una maldición, mi destino, o algo, pero es IMPOSIBLE que lleguemos a un salón antes de la hora de comer. Estuvimos arreglándonos mil años, entre mi maquillaje, el pelo de Leia y cuatro cosas más. Montamos un asentamiento de 8 personas en mi casa (Leti, Neus, Ángela, Xunto, Antonio, Marina, mi madre y yo), y mientras unas corríamos arriba y abajo entre el servicio y mi cuarto, otros se dedicaban a cantar ‘Prima Donna’ a grito pelado en el comedor.
Luego mi madre nos alimentó a todos con una lasaña riquísima y sorbete de turrón, porque es la mejor ole y ole.
Total, que llegamos tardísimo el Sábado, pero justo a tiempo para sacarnos unas fotos wenas wenas.

(ADVERTENCIA: Picspam)

SdA13_13Aquí las tres de cosplay. De derecha a izquierda, Ángela (@CapitanaAmorica) de Jasmine!Rata Callejera (Aladdín), Marina (@BelledeWinter) de la Princesa Leia (Star Wars), y luego ya, yo, de Vicky Page (Las Zapatillas Rojas.)

SdA13_01 SdA13_02
Marina de Leia estaba tan clavada que era perturbador.

SdA13_06 SdA13_05
De Ángela de Jasmine ya no digo nada, porque pa’ qué.

SdA13_03 SdA13_04
El mío, pues bueno, ahí estaba.

Todas estas fotos tan fabulosas son cortesía todas de Xunto (@XuntoLR), al que ya hemos coronado como el fotógrafo de la familia. Hay unas cuantas más que subiré a las galerías de las fichas de los trajes, pronto a poder ser (JA).

La cuestión es que, una vez terminamos de sacarnos fotos, entramos para las dos horas de salón que quedaban (ya que habíamos pagado la entrada y tal). Ahí ya nos fuimos topando con varias sorpresas (el costumbrado hedor a civilización salonil entre otras), y nos dedicamos a hacer el paria en público, que siempre apetece.

SdA13_24 SdA13_25
Ángela y Belle siembre en cabeza, y Iago como estrella invitada. La de La Virgen Leia con el canario moribundo la pondría enmarcada en mi recibidor con gusto.

SdA13_14
¡AUDREY II! Casi me da un flus cuando la vi, de verdad. Lo que más ilusión me hizo encontrar en el salón, con mis acostumbrados gritos de fangirl histérica.

SdA13_07¡Oh, Dios mío! ¡Un Rufámen (@LordRufo76) salvaje apareció! Y con él, la única foto sonriendo que tengo en todo ese día.

SdA13_21Creo que esta foto, y este caballero, fueron de lo mejor de todo el Salón. La carica de emoción de Neus (@yuki_sagara) es impagable.

SdA13_20 SdA13_23
Busca las 7 diferencias y Leia y su hijo perdido.

En principio, ése fue nuestro Sábado, breve pero intenso. Para reponer fuerzas, cenamos en el buffet libre del Telepizza, donde nos atendió un agradable caballero de sorprendente parecido con Frida Kalho. Se llamaba Frido Kohla. O eso decimos nosotros.

SdA13_22
Xuntis con mis perricos. Lo siento, pero necesitaba subirla.

El Domingo todo fue mucho más ligero, y llegamos a las 3.30 a la convención. Podríamos haber llegado incluso antes, porque de haber sabido el tiempo que hacía, habríamos pasado de peinarnos.
Fue nuestro día Disney, y nuestro amado Adry (@Moraudo) apareció de Aladdín, más guapo que los dinares, y Marina estrenó el vestido rosa de Bella que le hice para la ocasión.

SdA13_08
Preciosa, ¿a que sí? Aunque tengo que hacerle muchas mejoras al vestido en cuestión (y acabar la capa).

SdA13_10Me animé a ponerme este vestido para una convención por fin. Es que marca TANTO, pero TANTO, que tuve que ponerme un forro por dentro cosido a la ropa interior. La vida es dura.

SdA13_15La mochilica salonera. Típico del viejo Al.

SdA13_11
Foto familiar con Silvia, una Blancanieves que encontramos y que se apuntó al bombardeo.

SdA13_16 SdA13_19
Sebastián con su acostumbrado piti  y yo haciéndome la hipster con Xunto eclipsándome desde detrás. Como la vida misma.

SdA13_26
Los nuevos hijos de Belle: Patrocinia y Eufrasio. La camisa  hawaiana a lo John Lasseter es lo más.

SdA13_18
Lesbianerls.

SdA13_17
Competición de papadessss.

SdA13_09
Me encanta ser la genio de la lámpara, además del Hada Madrina. Soy pluriempleada.

SdA13_12
IRSE A UN OASIS-MOTEL.

SdA13_27
Foto que nos echó Hawk Image & Desing y me pasaron por Facebook después. Me ENCANTA cómo sale Jas, y mi brazo  ortopedia Medeiros también, qué diantres.

Y vamos, aquí va acabando la cosa. Tampoco dio tiempo para mucho más, pero lo bueno, si breve…
Estrenamos muchos cosplays, vimos a un chorro de gente, hicimos el paria hasta cansarnos y mi madre nos cocinó como sólo ella sabe.
Y bien comío y bien bebío, ¿qué más quieres, cuerpo mío?

Planes, ideas y delirios para el 2013.

¡Cuánto tiempo sin escribir nada!

No tenía pensado empezar a usar el blog hasta que tuviera todo el diseño finiquitado, pero lo cierto es que o empiezo a poner todos mis proyectos en orden y en fila o me va a dar un flus de tanto hacer castillos en el aire y luego ni saber dónde los he dejado.

Creo que este año me voy a hinchar a coser, y eso está bien, porque cuando estuve en UK no hice absolutamente nada, y las ganas se han ido acumulando. Espero que este empuje me dure, porque tengo no poco trabajo por delante.
En un par de semanas es Carnaval, y ya estoy preparando el vestido que voy a llevar. No es nada del otro mundo, un vestido crema de inspiración georgiana, pero es que se me ha antojado muchísimo después de volver a ver Frankenstein de Mary Shelley, por no mencionar que siento una necesidad imperiosa de llevar encaje y prendas de aire histórico últimamente. Culpa de El Fantasma, claro.

Ya que sale el tema, no puedo permitir que este año se me pase sin haberme hecho un cosplay de Christine. Eso ya sí que es inamovible y vital. Ahora además, Bella se ha ofrecido a vestirse de Raoul, y teniendo en cuenta que es la persona que más flores me ha regalado en mi vida lo veo muy apropiado.
¿Para cuándo? No lo sé. No me disgustaría que fuera para el Salón de Barcelona tal vez, porque así podría convencer a Royal para que viniera de Meg, y a Utena para que fuera de Mme. Giry. Pero bueno, eso ya es a muuuuy largo plazo. Y francamente, no necesito ni que sea grupal, con ir yo sola con la cascada de raso blanco y la melena castaña me basta.

Para el que queda menos tiempo es para el Salón del Manga de Alicante, que este año lo han adelantado otra vez y es el 23 de Marzo.
Así, a bote pronto, recuerdo que tengo que:

  • Arreglar la peluca de Jasmine.
  • Hacerle a Bella el vestido de Leia.
  • Hacer la peluca de Esmeralda.
  • Cambiar las monedas del pañuelo de Esmeralda por unas nuevas. Que tengo que hacer.
  • Ayudar a mi madre, si es que viene, a apañar un conjunto de Mary Poppins.

Y luego ya hacerme mi cosplay.
He decidido que como soy una pobre miserable sin dinero, me voy a hacer el vestido de Vicky, de Las Zapatillas Rojas. No me duele, la verdad, porque lo quiero desde que lo vi y entre que no necesito peluca y que las puntas de raso rojo ya las tengo, no presenta casi gasto. Tampoco muy complicado o laborioso.

No es Christine Daaé, pero tampoco desmerece, eh.

Cuando llegue Abril, debería ponerme con el cosplay de Lina Inverse, a ver si consiguiera tenerlo para las Albanime 2013. Todavía no se ha anunciado fecha, pero deduzco que será alrededor de Mayo. Éste no me preocupa mucho, al menos por la parte de costura, que es sencillísima. Me asusta un poco más ponerme con la armadura de hombreras, que aunque no es muy intrincada, en este tema estoy totalmente pez.

Para verano intentaremos llevar a cabo el cosplay grupal de hermanas de Ariel. Espero que este año lo hagamos por fin, porque a lo tonto ya lo llevamos posponiendo dos. Dios me asista a la hora de hacer las pelucas.

Después de eso, hasta Octubre puedo respirar tranquila, que entonces será el Salón de Barcelona, y aunque todavía no sé de qué decidiremos vestirnos, seguramente iré de culo.

Aunque más pánico me da la vuelta, ya que a mediados de Noviembre es el Murcia se Remanga, y dos amigos me han lavado el cerebro descaradamente para ir de Les Miserables. Eso significa hacerme el conjunto de Mme. Thénardier para mí (con todos los bordados que eso conlleva), y ayudar en los otros nivel chinacosebolsosdeimitación.
No obstante, este proyecto lo vamos a empezar en cuanto pase Carnaval, así que yo creo que despacito, con buena letra, e intercalándolo con los otros que tengo que hacer, saldrán fetén, fetén, fetén.

Ale, pues ya está. Así a grosso modo, éstas son mis ideas para todo el año.
Ya verás que risa cuando empiece el 2014, relea este post y me dé cuenta de que no he llevado a cabo la mitad.

La Experiencia Fantasma

He estado posponiendo el escribir este post todo lo posible. Muchas veces cuando me pasa algo muy emocionante o espectacular, me da mucha pereza sentarme a diseccionarlo. Coger algo tan abrumador, tan que me supera, y desglosarlo para poder comentar ordenadamente las mil cosas que sentí a la vez requiere paciencia y un estado de ánimo especial.
Hoy me veo con el humor apropiado y el tiempo suficiente, y no puedo permitirme dejarlo para mas adelante porque no quiero que el recuerdo y la sensacion se diluyan. Todavía estoy a tiempo de rememorarlo vívidamente mientras escucho el disco con la grabación de la banda sonora que me traje de recuerdo.

Empecemos.

Yo ya daba por imposible ver El Fantasma de la Ópera.
Ya en mi primera visita a Londres pasé cerca del Her Majesty’s con mi amigo Trokos. Embobada me quedé, mirando su arquitectura y sus carteles, a los que me quede pegada como una lapa durante un par de minutos. Tenía muy claro que debía volver a verlo, pero no sabía muy bien cáando. Como por aquel entonces pensaba que iba a quedarme en UK por más tiempo, no tenía prisa. Quería esperar a un momento adecuado y especial. Para las cosas especiales yo soy muy de esperar.

Poco a poco las cosas se fueron torciendo, decidí adelantar mi regreso a España, y esperaba poder ir por mi cumpleaños con unos amigos que iban a acercarse a Londres, pero al final cancelaron el viaje. La única alternativa que me quedaba era ir sola, y aunque en otras circunstancias y con otro musical lo hubiera hecho, no con El Fantasma. Parecerá una idiotez, pero el hecho de entrar yo sola y salir yo sola me parecía devastador. En pocas palabras: no quería hacerlo sin apoyo emocional. Sé que es muy melodramático por mi parte, pero es la pura verdad.
En el último momento, un amigo decidió hacerme una visita exprés por mi aniversario, y me sugirió que fueramos a verla. Y por supuesto, acepté.

Sucedió todo muy repentinamente, ya que ya daba por perdido verla durante esta estancia, y no podía terminar de creérmelo. Ni cuando tenía las entradas en la mano me parecía real. Fue al terminar todo, cuando se encendieron las luces del patio de butacas, que empezo a invadirme la realidad de lo que habia pasado.

YO. HABÍA VISTO. EL FANTASMA DE LA ÓPERA. EN EL HER MAJESTY’S. YO. DESPUES DE OCHO AÑOS DE OBSESIÓN CONSAGRADA.

Teniendo en cuenta que soy la clase de personas que lagrimea por tener en las manos un ejemplar original en Castellano de la novela de Susan Kay -rarísimos de encontrar-, pues os podéis hacer una idea de la especie de catatonia en la que me sumí. Desde que entré en el vestíbulo ya estaba con todo a flor de piel. Y es normal, ya que la propia historia del Fantasma esta ambientada en un teatro como ése, todo recubierto de terciopelo rojo, maderas nobles y ornamentos dorados. Las paredes estaban repletas de preciosas pinturas, y yo no cabia en mí porque  me vi rodeada en belleza de repente. Ójala siempre me sintiera así.

  

Compré algo de merchandising entonces. El dvd del 25 Aniversario, que lo tenía en pendientes, una rosa de plástico, que sería muy vulgar si no fuera por una cinta de raso roja que dice ‘Think of Me’ y la convierte automáticamente en algo precioso; y el pin con forma de máscara. Es curioso, siempre me había gustado ese pin, desde la primera vez que fui al Lope de Vega. Porque, a todo esto, yo ya había asistido a una representación del Fantasma, ¿eh?
Asistí, pero no la vi como debe ser vista, lo cual nunca me he perdonado. Fue con 12 años, en un viaje con el coro del instituto. Yo no tenía ni idea de la historia ni de nada, y dentro del teatro no le presté apenas atención e incluso me llegué a dormir. Recuerdo pasajes, fragmentos, pero no entendía a los actores cuando hablaban, y el emplazamiento de nuestros asientos era penoso.
En cuestión de meses que salió la película, me lo comence a reprochar, y a día de hoy lo sigo haciendo. La cosa es que vi el pin de la máscara en Madrid, y pensé: ‘Qué pin tan bonito. Si yo fuera fan de esta obra, ésta es la clase de merchandising que me gustaría tener.’ Y por lo menos en eso tuve razón.

Cuando me senté en mi butaca, no me lo creía. Cuando se apagaron las luces, no me lo creía. Era demasiado pronto, ¡no me dio tiempo! Y cuando elevaron la lámpara de araña y la Obertura comenzo a sonar, atronadora, no sabía si me faltaba el aire o si me sobraba todo. Tenía el corazón parado, y sin embargo, tenía que aguantar los binoculares con las dos manos porque estaba temblando como un flan. No sé como me coordine para sujetarlos a la vez que la rosa y los pañuelos. Lo cierto es que, debido a mi estupor, lloré menos de lo que acostumbro. Por respeto al resto de espectadores supe controlar todos mis sollozos, y mantuve mis susurros cantarines quasi inaudibles.

Todo transcurrió en un trance, como debe ser. Y no quería ni ser tocada, porque eso me regresaba a la realidad. La estampa que se desarrollaba delante de mí fue como siempre la soné, perfecta. Y en algunos momentos alcanzaba cotas de brillantez y belleza que no creo que se vayan a borrar de la mente nunca.
Lo bonito del teatro es que es teatral. En ocasiones, adoptaban poses extraordinarias, y se transformaban en una pintura. Sus ademanes eran grandiosos y sofisticados, y todo cobraba otra dimensión. Sobre un escenario puede hacerse así.
Si Christine se tiraba al suelo, no iba a hacerlo de cualquier manera, no. Caía de tal modo que una preciosa pierna enfundada en media sobresalía estilizadamente por la apertura de su bata. Era tan bello que parecía animación. Pero no, era real, en tres dimensiones, palpable y ocurriendo delante de mí.
Y también se oía, claro. La voz en directo, la orquesta, todo tan potente. Era fantástico sumergirse así, y tener al Fantasma cantando en tu cabeza sin saber de donde procedía el sonido.
Escucharlo como si naciera desde dentro de ti, y a la vez verlo. Verlo alisándose su reluciente y tirante cabello, con pose de gallardo matador. Esa silueta de incuestinable autoridad.

Adoré el hecho de que, en el musical. se juegue mas con el factor del espectro terrorífico y con el suspense paranormal que en la película de Schumacher, donde queda prácticamente suprimido; sin llegar a la trama detectivesca de Leroux. Creo que es un equilibrio estupendo, y el modo de gesticular del Fantasma tiene ese aire hipnótico del Drácula de Bela Lugosi que tanto me gusta, ténebre y seductor.

Al final del primer acto, estaba en tal frenesí que volví al vestíbulo a comprar más merchandising. Me hice con el libreto fotográfico, el CD del 25 Aniversario y la máscara. Después fui al servicio a coger más papel -me quedé sin pañuelos-, y a lavarme un poco la cara para serenarme, pensando ‘ESTOY EN UN RETRETE EN EL HER MAJESTY’S, NO ME LO CREO’.

El segundo acto se abrió con Masquerade y su demencial procesión de colores. Lo disfruté mucho, pero no tanto como dos de mis fragmentos favoritos, ‘Wandering Child’ y, por supuesto, el sublime e insuperable ‘Point of no Return’. Me gustó mucho como Sofia Escobar abordó la Christine-Aminta, y verla a ella y al Fantasma tocandose tanto y tan poco a la vez al son de las castañuelas me volvió a dejar los pulmones henchidos. No pude evitarlo. Y en el momento en que el la secuestra, la lleva a la guarida, la fuerza a ponerse el traje de novia y la tiene de rodillas a sus pies, lo vi muy claro: ésa es mi clase de amor.

Estaba tan centrada en el universo, en la realidad ficticia que crea la obra, que sentí que yo podria vivir asi. Sin pedir a la vida nada más que una piel muy blanca, los labios rojos y alguien que me trate mal porque me quiere. Y es una afirmación tan florida como punzante y cierta.
Y por una parte sentí tanta felicidad que pensé que si me moría, iba a hacerlo satisfecha. Pero me rectifiqué a mí misma rápidamente: nunca podría morir satisfecha de verdad sin ser yo la que estuviera en las tablas.

Cuando todo terminó, y después de aplaudir sin mesura porque esas manos ya no eran mías, salí del teatro, reflexiva y en silencio, tratando de asimilarlo todo. Poniéndome la capucha de mi capa recordando la de Christine en All I Ask of You y el cementerio, y parandome cada dos por tres de camino al metro para girarme a echar el que cada vez prometía que sería mi último vistazo al Her Majesty’s.

Me gusta el nombre de ‘La experiencia Fantasma’ por lo apropiado que resulta. Además de por lo evidente, porque es algo que sentí que sucedió y no a la vez. Es un viaje de ficción que te traga y te escupe. Y como acertadamente me sugirió un amigo, te deja con el mismo regusto que sientes cuando terminas por primera vez un libro que te ha absorvido y que sabes que te va a dejar marcado para el resto de tu vida. Una contradictoria sensación de satisfacción y ansia.
Me encantaría por hablar con mi yo de trece años y contarle todo esto.

No sé qué más puedo poner en este post que pueda transmitir la felicidad pura que sentí. Así que concluyo ya, sabiendo que he sonado como una loca completa y muriéndome de vergüenza por hacer público todo esto.

Podeis llamarme fangirl, ¿eh?
Un beso.

Pues 21

¡Pues venga, pues ale! Total, uno más.

¿De verdad debería importarme un puñetero numero cuando ayer, después de ocho años suspirando, por fin estuve en el Her Majesty’s Theater y vi El Fantasma de la Ópera?

Ando justa de tiempo y no me puedo explayar tanto como quisiera, así que voy a hacer un breve resumen de mis pensamientos con respecto a cumplir otro año y mañana escribiré una crónica detallada de todo lo que sentí ayer. Y quizás más adelante escriba en otro post mis tribulaciones peterpanescas.

Hay gente a la que hacerse mayor le da igual. A mí no.
A mí el hecho de crecer, de ‘subir otro peldaño’, me espanta, porque eso significa que todavía hay menos gente por encima de mí. Cuando eres niño te sometes a una autoridad, y cuando surge un conflicto, recurres a ella esperando que vaya a hacer lo correcto. Por poner un ejemplo, si te peleas con otro nene, vas a tus padres o al profesor de turno y sabes que el por ser adulto, y por tanto ‘justo y sabio’, dará la razón a quien la tenga o solucionará la situación de la mejor manera.
Cuando creces te das cuenta de que no es cierto. De que los adultos son igual de gilipollas que los niños o peores, y de que la justicia escasea al igual que las buenas intenciones. Se rompe tu prisma y ya no puedes acudir a nadie para que regañe o castigue a quien te ha puteado.

Es muy posible que yo me pase la vida en busca de una autoridad en quien confiar.

Cuando cumplí 14 años lo pase muy mal. Lo odié todo. No quería crecer de ninguna de las maneras, porque no quería perder lo que tenía en ese momento. No quería perderme a mi misma ni olvidarme de quién era. Me quería aferrar a mi inocencia, a mi espontaneidad y a mi facilidad para asombrarme. Siempre, siempre me ha gustado sorprenderme, y no quiero nunca dejar de ser una muchacha impresionable.

Después de acostumbrarme a los 14, llegaron los 15, y después los 16. Y cuando los cumplí tuve una sensación extraña, ya que es ‘LA EDAD’ por excelencia. Ver que tantos personajes a los que yo miraba (y miro) desde abajo compartían la edad que yo tenía en ese momento me abrumaba. Me parecía impensable. Pero me encantó. Disfruté mucho ese año, y decidí quedarme ahí.
Cumplí 17 y me dio igual. Cumplí 18 y me digo igual. Y así hasta ahora.

Sé que hay gente que tiene su crisis al cumplir 20, pero a mí ahora me da lo mismo. Me he acostumbrado a ir cambiando el número, y me he dado cuenta de que la edad puedes tomártela como un rasgo o como una circunstancia.
Yo nunca miento cuando me la preguntan, porque quitarme años es quitarme vivencias maravillosas y despreciar el tiempo que mis amigos y seres queridos han empleado en mí, pero si que afirmo que tengo 16 de corazón y son las velas que siempre pongo en mi tarta.

La edad es un número que cambia cada año, cada día, sin dejar margen ni a que te acostumbres. Por tanto, yo la considero una circunstancia. Pero la edad de tu espíritu, de tu carácter, eso es una actitud que tú puedes elegir, ni más ni menos.

Ya no me queda más tiempo, así que os dejo un vídeo que SIEMPRE veo por mi cumpleaños, no sé por qué -bueno, sí lo sé-, y que me hace sentir estupendamente.
Y toma nota nena.


(Pdt: Muchas gracias por adelantado a todos los que me hayáis felicitado o vayáis a hacerlo, que si no os contesto es porque estoy liada y sin mucho acceso al ordenador. Os adoro y lo sabéis.)

La gracia del rol en vivo

No se lo digáis a nadie, pero me encanta disfrazarme.

Chistaco. Prosigamos.

Supongo que todos los que me estáis leyendo habréis jugado alguna vez a un juego de rol, o conoceréis su funcionamiento por lo menos. La gracia del esta actividad es ejercitar la imaginación, evadirte a un universo que te ofrece posibilidades infinitas y reírte un rato con tus amigos. Yo considero que es algo fantástico, entretenidísimo, estimulante y barato. Creo que lo tiene todo, y me gustaría poder practicarlo mas a menudo.

Yo no me considero una ‘master’ como tal ni nada por el estilo, ya que siempre asocio a este término a personas conocedoras de los juegos de cabo a rabo, enciclopedias andantes de reglas y puntuaciones, y dueños de manuales que pesan más que mi equipaje de mano -cómo me gusta exagerar-.
No obstante, más de una vez sí he organizado partidas de rol, pero de una forma bastante personal y, digamos, ‘heterodoxa’. Nada que ver con juegos convencionales como Vampiro o Dragones y Mazmorras.
Y siempre, siempre que yo organizo algo, tiene que ser rol en vivo.

Como me encantan el rol, la interpretacion y las fiestas temáticas, montar una partida en vivo para mi es diversión asegurada -y ya si invitas a Davigimon, te partes el pecho, COMPROBADO AL 100%-.

En España creo que no fueron tan populares, pero en UK he visto por varios sitios (y comprado, de hecho) packs de juegos de los 80 que tienen nombres como ‘Host Your Own Mystery Murder Party’, que es algo así como ‘Celebra tu propia fiesta del asesinato misterioso’. Son unos juegos de rol en vivo que me encantan, porque son muy sencillos de seguir y dejan mucho espacio a la improvisacion. Dentro de la caja vienen distintos libretos para cada personaje, tarjetitas con sus nombres para que los participantes se las prendan en la ropa, guía para el ‘anfitrión’, pistas, un cassette o CD con instrucciones y narración, e incluso sobres con invitaciones para mandar por correo a los asistentes, recetas tematicas para la cena y globitos.

En cada libreto de personaje te explican brevemente su historia, el tipo de interacción que tiene que llevar con el resto, te dan indicaciones para el vestuario y una guía para cada acto de la noche.
La cantidad de actos varía según cómo este organizado el juego o según el número de conflictos que haya, pero es muy sencillo y cómodo de utilizar, ya que si tú mismo eres el asesino, no te enteraras hasta el acto final, y así puedes jugar sin estar ajeno a la investigación ni perderte el ‘factor sorpresa’ de la historia.

Como ni siquiera el anfitrión tiene permitido mirar sus actos antes de tiempo, él tambien se sume en la intriga, y a mí personalmente me encanta, ya que hasta ahora en todos los juegos siempre he tenido que organizar yo todas las tramas y al inventarlo todo desde cero, me pierdo parte de la diversión.

Si no tenéis acceso a algo así, ya que es difícil de encontrar en tiendas, os aconsejo mirar por internet, ya que hay muchas partidas ya preparadas que te puedes descargar y muchas directrices para montar tu la tuya propia. Os animo muchísimo a que lo intentéis, porque os aseguro que es totalmente genial.

Por mi parte, yo he organizado un Cluedo y un Aniversario en el ’54, y ambas han sido geniales.
El Cluedo estuvo divertidísimo, dando una nueva dimensión a los personajes clásicos y urdiendo tramas detectivescas, dejando pistas y escondiendo las diferentes armas por la casa. Y el Aniversario del ’54 fue durante mi propio cumpleaños, en el que todos pretendimos ser adolescentes de la decada de los 50. Dividí a mis amigos entre pijos y macarras, preparé un personaje para cada uno y les di un objetivo a cumplir durante la fiesta.
Chantajes y embarazos no deseados salieron a la luz mientras sonaban Dion & The Belmonts y bebíamos batido y limonada rosa que ALGUIEN había saboteado con ron del Mercadona. Todo tan estupendo.

Os insto a preparar algo así. Coged a vuestros amigos, echadle morro y animaos. Las probabilidades de que os lo paséis genial son de 10 sobre 10, así que dadle una oportunidad y seguro que os viciais tanto como nosotros.
¡Yo todavía no he vuelto a España y ya estoy pensando en qué preparar por mi cumpleañoos esta vez! Que por cierto, es mañana *codo, codo*.

¡Un besazo!

(Pdt: Sé que hoy no me va a leer ni Dios porque estais todos en el Murcia se Remanga. Quería deciros que espero que os lo paséis muy bien y que me da mucha pena no veros este año.)

(Pdt2: Al final resulta que hoy me invita un amigo a ir a Londres e igual a ver El Fantasma de la Opera. NO ES SEGURO, PERO ESTOY CON EL CULO EN EFERVESCENCIA.)

El reto de la peli diaria

Yo por lo general soy una persona desesperantemente inconstante. Muchas veces he intentado mantener una rutina, una actividad diaria, y es que soy incapaz, llevo el caos conmigo. Dije que iba a ir a entrada diaria, y ayer no publiqué nada, cuando el blog no tiene ni una semana . Me estuve estrujando los sesos, pensando en qué podía escribir, pero al final concluí que para hablar de una mierda al azar solo por cumplir, mejor lo dejaba correr.
Ahora a parte de esta, tengo que dejar preparadas dos entradas para mañana y pasado. Mi cumpleaños el Domingo y espero tener el fin de semana ocupado, pero no quiero dejarme esto olvidado.

Toda esta introducción viene a cuento, ya que voy a hablar de otra de las pequeñas rutinas que me he propuesto seguir desde hace unos días hasta que vuelva a España. Yo lo llamo ‘El reto de la peli diaria’, aunque realmente es algo que hacen muchos cinéfilos y que no tiene ni nombre. El funcionamiento es sencillo: ver una peli al día. La que sea, la que pilles. O dos si se tercia. Muchas veces he intentado hacerlo en España, pero el comedor de mi casa es muy concurrido, y el ordenador de mesa es un poco incómodo para sentarme a ver una película ahí (amén de que paro la reproducción constantemente para ver si tengo notificaciones sociales porque soy imbécil). En resumen, que mis intentos en España no han sido muy fructíferos, y en lugar de enriquecerme con el séptimo arte, he acabado viendo La Que Se Avecina en un bucle demencial. No es que me queje.
Como en este país no emiten esa maravillosa serie, y sin embargo, he sido bendecida con una tele en mi cuarto, ya llevo vistas unas 26 peliculas desde que llegué. Nuevas, ojo, sin contar las que ya había visto y he repetido porque me muero de ganas cada X, como Regreso al Futuro, Cluedo o Cry-Baby.

La gente a la que el cine no le tire mucho no lo entenderá, pero lo que yo aprendo cada vez que veo una película nueva no me lo quita nadie. Aunque no me haya gustado o me haya parecido más mala que un dolor, cada film te aporta algo, aunque sólo sea criterio, o ver las localizaciones, o plantearte qué puto publico puede tener ese zurullo para haber hecho petar la taquilla. Por tanto, cada cinta para mí es un viaje, y requiere un estado de ánimo especial.

Pensar en todo lo que me han enriquecido esas películas que he visto aquí me hace sentir que no he perdido el tiempo del todo, pero cuando echo cuentas de que en dos mesezacos que llevo en UK he visto 26 cuando podría haber visto más de 60 me da hasta rabia. En esta casa tienen un montón de dvd’s interesantes, y me gustaría vérmelos todos antes de irme, porque luego en Alicante no sé si tendré tanto tiempo u oportunidad. Por no mencionar que hay días en los que me apece volver a ver por vigesimoséptima vez una película que ya haya visto y adore y no me da tiempo a más.

Así que desde hace unos dias (cuando empecé el blog de hecho) me propuse seguir el reto seriamente, ya que a lo tonto me quedan tres semanas aquí, y eso se traduce en 21 películas más o menos. Más porque puedo hacerme una buena maratón un día, menos porque supongo que el día antes de irme estaré muy liada subiéndome por las paredes para hacer que mi maleta pese lo que tiene que pesar. Todo depende.

Voy a intentar no saltarme ni un día, ya veremos si lo consigo. De momento llevo cuatro, y las películas han sido las siguientes:

  • Benny&Joon
  • Land of the Dead
  • Las Colinas Tienen Ojos (2006)
  • Cloverfield

Dos me han gustado, una me ha parecido un bodrio y la otra ‘psé’.
Pero en fin, que hay tantas que me gustaría ver y debería ver y no he visto… Por el momento, voy a centrarme en la filmografía de Hitchcock, que aquí tienen buena parte, y en cine de terror, que me encanta pero no estoy muy puesta en el actual.
Y luego, si tengo posibilidad, una ronda de películas ambientadas en los años 20 y 30, que desde el pasado Enero o así se ha reavivado mi pasión por el flapper y el cabaret, y tengo el dvd de Cotton Club en mi casa sin desprecintar. Por no mencionar que OMG EL GRAN GATSBY DE BAZ LUHRMAN y tal.

Bueno, ¡hasta aquí todo por hoy!
Espero que os haya entretenido y, a poder ser, que os haya animado a ver mas cine, que creo que es algo que gusta a todos en mayor o menor medida.

Un beso y una flor cancion que me encanta. <3

Sincerarme

He estado pensando en escribir algo como esto desde hace un par de días. Desde incluso antes de empezar el blog, y es parte del motivo de que lo haya abierto.

Hace unas noches, en twitter, dije que me daba mucha rabia no poder sincerarme a veces y decir las cosas tal cual las siento. Qué bonita sorpresa me lleve al ver que me contestaron dos personas diciendo que estaban dispuestas a escuchar lo que tuviera que decir. Eso me hizo reflexionar.

Siempre que expongo mis ideas, sentimientos o convicciones en internet, procuro darles un aire de informalidad. Lo abordo todo con humor, cosa que consideraría bastante buena si no fuera porque eso nace del miedo, de la inseguridad. Tantas son las cosas que me guardo por temor a parecer una flipada o una loca. Porque exponer tus sentimientos en internet es exponerte a que te digan de todo, y consideraba que no valía la pena ponerme poética o intensa o clamar mis pensamientos ya que o a nadie le interesaban o me iba a convertir en una diana fácil para los trolls.

Pues he cambiado de idea. Me compensa.
He visto a gente que se ha atrevido antes que yo y los admiro y me inspiran. Gente que te incita a soñar en voz alta y que baja la guardia para compartir algo contigo.
Una de las cosas que más me tranquiliza cuando estoy nerviosa es correr a mi mejor amiga a contarle cómo me siento. Ella siempre siempre me comprende y apoya, y ver que alguien más tiene el mismo punto de vista que yo, ver que alguien se siente igual, me deja muy tranquila y de  da mucho sosiego. Yo creo que puede que haya gente que cuando me lea, se identifique con lo que pongo y le aporte algo.

Cuanto más trolleo recibo por el ask , menos me importa. Cuanta más atención me prestan, más me crezco. Porque siento que ni se me pasa por la cabeza el justificarme, y que sé muy bien como soy, pienso y siento. Y ver que tanta gente sale a defenderme, que el buen feedback supera al malo y que hay gente que opina como yo me da muchas ganas de hablar.

Diga lo que diga, lo voy a hacer con sinceridad. Siempre. Y cuando vas con la verdad y el corazón por delante, nunca puedes hacer el ridículo. Si lo haces, si eres franco, y otra persona se ríe de ti, es evidente quién tiene el problema.

Gracias por escuchar todo esto, y si tenéis algo que decir, yo tambien quiero escucharlo.

Doblajes prohibidos

Yo soy vuestra amiga. Y los amigos, ante todo, dan buenos consejos.
Mi entrada de hoy va dedicada a hablar del mundo del doblaje y a dar un par de recomendaciones basadas en mi experiencia personal.

Se me ocurrió sacar el tema anoche, mientras veía por primera vez una película. Por lo general, yo prefiero hacer el primer visionado con el doblaje, y luego repetir en VOS. Hay ocasiones en las que puedo incluso preferir el doblaje sobre el audio original y hay ocasiones en las que no es así, todo depente. Yo soy una persona completamente pro-doblaje, y admiro y respeto mucho el trabajo de todos nuestros actores de voz nacionales. Considero que su labor es algo necesario. Personas como mi madre, por ejemplo, son incapaces de leer subtítulos con la rapidez que hace falta como para seguir una trama, y realmente el cine no fue concebido para ser leído. Creo que leyendo se pierde impacto, se pierde tiempo y no se disfruta una película igual. Claro que también entiendo que si una persona, por el motivo que sea, no soporta ninguna clase de doblaje porque le resulta antinatural, artifical, o simplemente lo ve y ‘no le cuadra’, es obvio que prefiera el VOS. Ahora con las facilidades digitales que tenemos, el debate acerca ‘doblaje vs. VOS’ creo que se ha quedado muy desfasado, ya que tenemos la posibilidad de ver una película en la lengua que prefiramos.

No obstante, y por mucho que me guste, yo tengo un criterio y tengo mis límites. Y como en todo, hay doblajes muy, muy malos. Mi intención hoy es daros un par de recomendaciones que puede que os sean útiles y que a mi me habría gustado que me dijeran en su día. ¡Vamos a ello!

Empezaré por el filme de anoche, ‘Benny y Joon, el amor de los inocentes‘ (muy bonita, por cierto). Comencé a verla, y todo iba bien, hasta que Johnny Depp entró en escena y no tenía su actor de doblaje habitual. Teniendo en cuenta que es una película de principios de los 90 y que él todavía no estaba asentado en el estatus de estrella, me pareció comprensible y lo escuché sin prejuicios. Pero no, no. Hay una diferencia entre estar deshabituado a algo y te suene raro, y que directamente este mal. Y ese doblaje es malo. Muy malo.
Aguanté algo más, pero al final tuve que abdicar y ponerla en VOS, porque cada vez se me hacía todo más antinatural y acartonado. El hecho de que la mezcla de audio fuera bastante mala -yo no tengo ni idea de eso, pero era muy evidente-, y de que en una película en la que a lo sumo salen 15 personajes utilizaran a una actriz de doblaje para dos papeles ya me parecio el remate. Recomiendo encarecidamente que si vais a ver esta película, lo hagais en VOS.

‘Una Maravilla con Clase’ (‘Some Kind of Wonderful’), es otro doblaje pésimo que hace pensar si no le tendrán ojeriza a Mary Stuart Masterson -protagonista tambien de Benny&Joon-.En el caso de esta película, me la vi enterita en Castellano porque Paloma Porcel le ponía la voz a Lea Thompson, pero tengo que decir que no me compensó en absoluto. Como la arriba mencionada, tiene unas interpretaciones de voz malísimas que desvirtuan totalmente los diálogos y que le quitan seriedad a la trama. Teniendo en cuenta que es una filme de adolescentes, doblar mal una discusión entre los jóvenes y sus padres hace que toda la credibilidad de la cinta desaparezca. Os insto a verla en VOS, porque para verla en Castellano, casi os la podéis ahorrar.

‘Los Amigos de Peter’ es una maravillosa pelicula inglesa, dirigida por Kenneth Branagh y repleta de buenos actores. Pero no de doblaje. La apertura del filme se compone de un numero musical, que por supuesto esta en Inglés, pero en cuanto terminó y los escuché a todos comenzando a conversar, casi me da un vuelco el corazón. Es otro caso de doblaje espantoso de finales de los 80/principios de los 90, que me hace replantearme el gran bien que Jordi Brau (posterior voz habitual de Kenneth Branagh y muchos más) le ha hecho al gremio. Esta historia divertida y humana se merece ser vista en condiciones, y eso implica que la veais en su Inglés británico original.


‘500 Days of Summer’. Cualquier persona que me conozca un poco sabría que ésta, al ser de mis películas favoritas, iba a caer en la lista. Hay una señora que es mi kriptonita en el mundo del doblaje, y ésa es Amparo Bravo. Mi problema con esa mujer es que siempre, SIEMPRE, hace papeles que no son apropiados para su registro, y entre ellos se encuentra la mitad de la filmografía de Zooey Deschanel. Es una voz completamente inapropiada, y su interpretación tampoco ayuda demasiado. Con otra actriz de doblaje en su papel (casi cualquier otra de las habituales de Zooey), el doblaje de esta película habria sido muy aceptable. Considero que Iván Jara hace un trabajo estupendo al ponerle la voz a Joseph Gordon-Levitt, y me da mucha ternura ver como ha crecido en lo suyo desde la época en la que interpretaba a Yuu Matsura en ‘La Familia Crece‘. Os aconsejo no ver esta película doblada. No es horrible, pero no esta a la altura de la original, y se pierde parte de la sensación romántica contemporánea, cosmopolita y naïve americana. 

‘Vértigo’. Tres veces intenté verla en Castellano, tres veces que me aburrí y me quede fría. Fue intentarlo en Inglés y CATAPÚM, estupenda. Ahorráos la desdramatización de interpretaciones, la censura del doblaje y los saltos de las escenas eliminadas. Los doblajes de los clásicos suelen ser buenos, pero esta es la excepción a la regla. VOS siempre.

‘Amadeus’. El caso de esta obra maestra es un caso especial, ya que creo firmemente que su doblaje es EXCEPCIONAL. De lo que me vengo a quejar es de su redoblaje. Aláa por 2001 se comercializó el montaje del director de este filme, con una buena cantidad de minutos extra. Alguien pensó que era una buena idea hacer un redoblaje completo, y aunque no estoy del todo en desacuerdo, ¿de verdad hacia falta hacerlo TAN MAL? ¿PERO TAN MAL? Como adoradora de Mozart, Milos Forman, Javier Dotú y prácticamente todo lo relacionado con esta película, despotricaría hasta el fin del mundo, pero como la entrada ya está quedando bastante larga, me remito a este post con el que me he topado y que expresa exactamente lo que pienso yo. Mi recomendación es que veais la versión normal doblada y el montaje del director, en VOS.

‘Escuela de Rock‘. ¿En serio hace falta que explique esto? Sé que todo el mundo odia a los famosos que no saben doblar y doblan, y con razón. Creo que es de vergüenza que a Dani Martin, que no sabe ni vocalizar, le dejen poner voz en una película, y más sin ser de animación. La falta de respeto que existe hacia la profesión de actor de doblaje es tal que las productoras, distribuidoras o quien sea que haya decidido esto, se creen que puede llegar cualquier hijo de vecino y hacer un trabajo de calidad. Casos como el de la saga Austin Powers o incluso Las Aventuras de Ford Fairlane tienen un pase, tanto el primero porque esta muy trabajado, como el segundo, que se justifica por la huelga de actores de doblaje del 90 y que, ligado al factor serie b, ha hecho que se convierta en película de culto a nivel nacional. La conclusión es que sí, a los famosos se les puede permitir doblar. Pero cuando lo hagan bien. En el caso de esta película, es una masacre.

‘El Fantasma de la Ópera’ (2005). Aquí puede que este tirando piedras sobre mi propio tejado, pero tengo que ser honesta: el doblaje en Castellano de ‘El Fantasma de la Ópera’ deja bastante que desear. Es una lástima, porque se molestaron en reclutar al cast original que representó la obra en el Teatro Lope de Vega en Madrid, pero como de costumbre: unas voces funcionaron, otras no, tuvieron que readaptar las letras para que encajaran con los labiales y mil cosas mas que fueron empeorando poco a poco el producto final.
Es un doblaje que o te gusta o no te gusta, pero bueno no es, porque no te olvidas de él. No puedes evitar prestar atención que la entonación extraña que Julia Möller tiene como Christine, o en por qué Raoul tiene un acento madrileño tan, tan evidente. Al único al que no le puedo poner ninguna pega es a Juan Carlos Barona, cuya interpretación como el Fantasma no es sólo correcta, si no que le da vuelta y media al original de Gerard Butler. Y ésa es precisamente la razón que hace que opte por el doblaje sobre la versión original. Las voces en la versión original dejan bastante que desear, y especialmente la del Sr. Butler, que por muy bueno que sea gritando ‘Esparta’, cantando es un completo desastre. Así que a vuestro criterio queda, si preferís que en ocasiones los labiales no encajen y las letras de las canciones tengan una construccion un tanto extraña, o que el personaje protagonista cante como si acabara de beber aguarrás. Con esta película no hay opción segura.

Animación.
Voy a englobar aquí unas cuantas recomendaciones en lo que al género animado se refiere. Para empezar, os PROHÍBO ver ‘Ferngully, las Aventuras de Zack y Crysta’ en Castellano. Os lo PROHÍBO. Este doblaje es el mayor despropósito que he escuchado en mi vida. No sé qué se le pasó por la cabeza al cómico Ángel Garó cuando decidió doblarlo todo ÉL SOLO. Sí, él solito se bastó para ponerle voz a más de 10 personajes, cantar todas las canciones y, básicamente, joder una película entera. Admito que mérito tiene un rato, pero si queréis ver un filme tan bonito como es éste en condiciones, id al VOS de cabeza. Lo contrario es perder el tiempo. Eso sí, las canciones en Castellano están muy bien adaptadas y dobladas, las cosas como son.
Por otro lado, tenemos las películas que sufren el mal del famoso, como ya he comentado arriba. Cosas como ‘El Espantatiburones’ o la más reciente ‘Hotel Transilvania’ hacen que me pregunte quién es el que dice ‘¡Corten, toma buena!’ en las cabinas, porque o le pagan demasiado o no lo suficiente. Vuelvo a repetir que yo no estoy en contra de que los famosos doblen si saben hacerlo con calidad. Tenemos cosas como ‘Shrek’, Anabel Alonso en ‘Buscando a Nemo’, Josema Yuste como El Genio de ‘Aladdín’ y José Mota en ‘Mulán’ que tienen una gran profesionalidad y un resultado perfecto.
Por otro lado, hay filmes de animación que tienen muy mal doblaje en su version original precisamente debido a que fueron celebridades las que pusieron voz en ellas con no demasiado acierto. Yo recomiendo ver ‘Anastasia’, ‘El Príncipe Cascanueces’ y ‘El Príncipe de Egipto’ en Castellano.
Como nunca esta de más, os recuerdo tambien que el redoblaje en Castellano de ‘La Sirenita’ es una vergüenza, pero no voy a hacer mucho hincapié en esto porque el tema de los doblajes, redoblajes y paradoblajes de Disney da para otro tochopost.

Series.
Sé que de un tiempo a esta parte todos preferís ver las series en Inglés. Me parece algo completamente respetable y razonable, pero eso hace que muchas veces os acostumbréis al original y tachéis el doblaje de malo sólo por hábito. Yo no estoy de acuerdo con esto, porque hay muchas series que están muy bien dobladas. Por ejemplo, llegó un punto en Mujeres Desesperadas en el que yo ya no sabía si habia visto un episodio en Castellano o en Inglés, ya que el doblaje me resulta completamente equivalente. Y lo mismo me ocurre con otras series como Friends.
Sin embargo, ahora lo suyo es que me centre en las que no lo están.
Voy a meter en el mismo saco a ‘The Big Ban Theory’ ‘How I Met your Mother’, ya que ambas son series de comedia y de un formato parecido -sitcom, vaya-. Ambas las vi puntualmente en Castellano en mi casa, y nunca les encontré mucha gracia. Cuando encendí la tele en UK entendí por qué. Ambas series cuentan con un buen equipo de voces, pero no son las voces adecuadas, y la interpretación tampoco ayuda. Al margen de eso, gran parte de la culpa va para traductores y adaptadores, ya que por ellos se pierden muchísimos chistes y gags . Puedo entender que ambas son series con un humor y unos recursos muy americanos, muy característicos y juegos de palabras muy, muy difíciles de adaptar. Pero es que precisamente ése es su trabajo. Lo mismo va por el doblaje de ‘Sherlock’, que por muy complicada que pueda parecer la flema inglesa, hay cosas que parecen mal traducidas con ganas. Y que una serie tan, tan sublime pierda calidad por detalles así, sumado otra vez a una mala elección de voces, me parece espantoso.

Bueno, y ya he terminado. Os agradezco mucho que me hayais leído, y si habéis llegado hasta aquí es porque supongo que os ha gustado el post, y sería un bonito detalle que dejarais un comentario diciéndome qué opinais al respecto, ya que el feedback siempre se agradece y más si es debatiendo un tema tan interesante.

¡Un besito y mañana más!